¿Qué es el genoma?

¿Qué es el genoma?
ADN, cromosomas, genes...

Proyecto Genoma Humano

Proyecto Genoma Humano
Promete revolucionar el futuro

Genoma de Neandertal

Genoma de Neandertal
Nuestro familiar más cercano

Vida en la Tierra

Vida en la Tierra
Organismos procariotas y unicelulares

Los simios podrian haber sido bipedos antes que los hominidos

viernes, 1 de junio de 2007

Orangutanes en SumatraLos primeros bípedos, ancestros de los hombres, aprendieron a caminar entre los árboles con la ayuda de sus manos, sugieren investigadores británicos tras estudiar a los orangutanes actuales. En un texto que publica la revista Science, sus autores defienden esta hipótesis a partir del comportamiento de los orangutanes en la isla indonesia de Sumatra.

Esos grandes simios pelirrojos, que pasan casi toda su vida colgados de los árboles, se desplazan de tres maneras distintas cuando buscan comida, explican los tres biologistas Susannah Torpe y Roger Holder, de la Universidad de Birmingham, y Robin Crompton, de la Universidad de Liverpool.

Cuando trepan a los árboles y llegan a una rama horizontal robusta, caminan a cuatro patas. Al toparse con ramas de menor espesor, se cuelgan de ellas para avanzar. Al acercarse a las ramas más largas y menos resistentes de las copas de los árboles, en cuyo extremo se encuentran los frutos más apetitosos, se yerguen y se apoyan en sus pies. El equilibrio lo logran desplegando sus largos brazos, como trapecistas, hasta que pueden encontrar otra rama superior. Los orangutanes pesan demasiado para poder saltar de rama en rama, como hacen los chimpancés.

Caminando sobre sus dos piernas "con la ayuda de sus manos", según la expresión acuñada por estos científicos, los orangutanes indonesios dan la clave de una técnica de locomoción que podría ser la de los primeros homínidos, que aún vivían en los árboles.

La teoría es "un argumento plausible y elegante que explica la emergencia de los bípedos en un contexto arborícola, en lugar de terrestre", señalan Paul O"Higgins y Sarah Elton, de la Hull York Medical School.

A medida que fueron apareciendo más y más claros de bosque en África, durante el Mioceno (de 5 a 23 millones de años atrás), los ancestros de los chimpancés y gorilas decidieron bajar regularmente al suelo para "inventar" una marcha cuadrúpeda original, apoyándose en sus manos replegadas.

El ancestro del orangután asiático perfeccionó incluso esa locomoción más tarde, de vuelta en la cima de los árboles, mientras que el bípedo del cual descendió el hombre actual decidió fortalecer ese estilo en el suelo, en las sabanas.

El problema es que ese "descenso de los árboles", muy popular como teoría desde hace décadas, no ha sido jamás demostrado y tan sólo constituye una de las tentativas para explicar el caminar erguido del hombre, que no tiene equivalente en el mundo de los primates.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

2010 ·Genoma y Vida by TNB